21 mayo, 2018

Luego de las vacaciones de Navidad, tanto padres como niños deben volver a la rutina

Se acaban las fiestas y las vacaciones, y poco a poco nos enfrentamos a la realidad de la vuelta a la rutina del trabajo y la escuela.

Se acabaron los días de descanso, de juego, de paseo, de acostarse y levantarse tarde. Sí, las vacaciones llegaron a su fin y es necesario reprogramar los hábitos y rutinas para cumplir con las jornadas escolares.

Luego de semanas de tiempo de ocio, disfrutando de días en la casa sin responsabilidades, compartiendo con familiares en reuniones festivas hasta tarde y jugando más tiempo del permitido, hay que ayudar a los pequeños a caer en rutina para que el regreso a la escuela sea placentero.

Cuando llega el momento de regresar al colegio y volvemos a retomar nuestra rutina diaria. Está comprobado que a los niños les gusta las rutinas, les hace sentirse más seguros y tranquilos, y a los papás y mamás también nos ayuda a afrontar el día a día con menos estrés. ¡A veces tenemos hasta ganas de que llegue la vuelta al colegio!

Es indispensable que sean los padres quienes estimulen a sus hijos, así podrán lograr una adaptación fácil y relajada, donde los infantes asuman una actitud positiva tanto para el nuevo año escolar como para el colegio.

También se debe concientizar a los niños sobre la importancia que tiene este proceso (ir al colegio), transmitirles confianza y hacerles ver los cambios positivos que tendrán. También resalte aspectos buenos como lo será reencontrarse con sus compañeros de clase y retomar sus actividades.

Aquí les presentamos 10 consejos para manejar positivamente la transición de las vacaciones de Navidad a la escuela:

  1. Mantener una actitud positiva

Los padres son el espejo en el que los hijos se miran. Por lo que la actitud que demuestren ante la vuelta a la rutina será vital para el estado de ánimo de sus hijos. Si lo ven alegre y optimista ante el regreso al trabajo y ver a los amigos es muy probable que ellos se sientan igual.

  1. Hora de dormir

Es necesario que los niños retomen sus horas de descanso habitual: que vuelvan a acostarse y levantarse temprano. Es recomendable que varios días antes del inicio de las clases los chicos retomen su horario regular a la hora de acostarse. De esta manera, la noche antes del primer día irán a la cama sin problemas y disfrutarán de las horas de sueño necesarias para enfrentar el día.

  1. Agregar actividades

Tomando en consideración que una vez comiencen las clases los niños tendrán tareas y responsabilidades, una buena manera para prepararlos es incluirles actividades a su rutina diaria en los días previos; así se preparan para lo que viene. Además, con la carga de actividades los ayudarán a estar temprano listos para la cama.

  1. Buena alimentación

Es normal que durante las fiestas los hábitos alimenticios se deterioren un poco al tener la tentación de dulces, refrescos y comida chatarra que por lo general suele llegar con el tiempo de vacaciones. Unos días antes del comienzo de clases es ideal volver al camino de la buena alimentación. Eliminar completamente la comida chatarra de la dieta y agregar frutas y vegetales es una manera ideal de hacerlo.

  1. Compra de materiales escolares

Comprar los útiles escolares puede ser muy emocionante para los niños, así que en la medida posible inclúyelos en esta tarea para ayudarlos a enfrentar el regreso a la escuela.

  1. Repasar buenos tiempos en la escuela

Recordar historias divertidas y placenteras que ocurrieron en el primer semestre puede ayudarles a desarrollar entusiasmo para el nuevo curso escolar.

  1. Establecer metas

Identificar metas a conquistar y planear para lograrlas puede motivar a los niños en su regreso a clases. Estos nuevos propósitos pueden ser desde participar en algún club u organización escolar como terminar más rápido las tareas y hasta comer con celeridad en el comedor escolar.

  1. De estreno

Estrenar algún objeto ya sea una camisa, un saco o hasta una libreta siempre será motivo de entusiasmo para los pequeños. Así que en la medida que sea posible ten algún artículo nuevo para ese primer día de clases.

  1. Controlar los videojuegos 

Es normal que durante las vacaciones las reglas en cuanto a los videojuegos o el uso de tabletas se flexibilicen, pero de cara al regreso a clases se debe retomar el tiempo de juego permitido.

  1. Despertarlos antes

Los primeros días de regreso a la rutina es recomendado levantarlos 15 minutos antes de la hora establecida para que se acostumbren. Esta es una buena manera de caer en tiempo y evitar corajes y malos ratos tanto para los niños como los padres.

Como en cualquier nueva situación, dé a su hijo tiempo para adaptarse, por eso los sicólogos recomiendan:

– Vuelva a implementar los horarios. Pese a que durante las vacaciones las rutinas escolares fueron suspendidas, con el regreso a clases es necesario implementar nuevamente los horarios.
– Actividades de aprendizaje. Si bien no se debe ser muy estricto al momento de retomar las rutinas escolares, se puede empezar mediante actividades lúdicas en las que también se aprendan como los juegos de ingenio, cartas o dados, sesiones de dibujo y clases de baile.

 

Cordialmente,

María Alejandra Piñeres

Consejera Preescolar Zona Norte

 

Deja un comentario