21 mayo, 2018

LA TABLA DE TAREAS PARA QUE EL NIÑO COLABORE EN EL HOGAR

Los padres tendemos a considerar a nuestros hijos bebés por mucho más tiempo del que en realidad son. Asumimos tareas como hacerles la cama, recoger sus juguetes o prepararles la ropa aun cuando ellos mismos podrían hacerlas sin ningún problema.

Lejos de ayudarles, estamos perjudicándoles con este tipo de actitud. No les dejamos ser autónomos, crecer, aprender o ser independientes. Es más, nos perjudicamos también a nosotros mismos, ya que además de las tareas del trabajo y las de casa, hacemos las de los niños, llenándonos de estrés, el gran mal que nos azota a los padres. Para evitarlo, te propongo esta tabla de las tareas que puede hacer un niño según su edad.

Tareas de tareas para niños para ayudar en el hogar según su edad

El método Montessori, reconocido por expertos de todo el mundo, tiene como pilar lograr la autonomía del niño. Además, expertos, pedagogos y psicólogos abogan por lo mismo. Los niños pueden vestirse solos, atarse los zapatos, recoger su habitación, poner la mesa, cargar el lavavajillas, hacer su cama… Los padres, en muchas ocasiones no exigimos estas tareas del hogar a los niños y somos nosotros quienes les hacemos perezosos y poco responsables.

Sin embargo, para que un niño sea responsable debemos dotarle de la capacidad de ser autónomo (el secreto de la autonomía de los niños no es más que la repetición de actos cada día y la confianza que le das, de que son capaces de hacer lo que se proponga), que sea capaz de hacer sus tareas del hogar, y hacerlas bien. Sin embargo, no podemos exigir a un niño de 2 años que haga su cama, o a uno de 4 que saque a pasear al perro. Es importante tener en cuenta la edad o el momento madurativo del niño para exigirle responsabilidades.

A los dos o tres años tu hijo se encuentra en el periodo sensitivo del aprendizaje, adentrándose en una edad en la que necesita más independencia y autonomía. Es capaz de realizar nuevas actividades, o salvar pequeñas dificultades, que antes se le resistían.

Por esta razón, debes evitar ser un freno para tu hijo, ya que la autonomía tiene diferentes grados, según su edad. Si el niño desea vestirse el mismo, conviene primero que le enseñes a hacerlo, explicándole para que sirve cada cosa y luego mucha paciencia, no olvides que necesita su tiempo. Los primeros días tardará horas, para después hacerlo mucho más rápido, adquiriendo de este modo nuevas habilidades de manera gradual.

Por lo tanto, es vital que en esta etapa los padres y los adultos a cargo del niño, procuren la máxima autonomía y confianza, porque ellos son capaces de hacer solos muchas de sus tareas diarias.

 

Confía en tu hijo para estimular su autonomía

El niño/a que quiere aprender, y se lo impiden, termina creyendo que es incapaz de hacer las cosas pos sí mismo. Este fracaso suele conducirle a la pereza. Cada vez que ayudas a tu hijo, haciendo lo que él perfectamente podría realizar, estas deteniendo o desviando su desarrollo. Cualquier padre lo hace con la mejor de sus intenciones, pero sin quererlo impide su progreso.

A estas edades, el papel de los adultos no debe ser el de padres controladores, sino el de padres estimulantes y positivos. Para que tu hijo mejore en su autonomía personal, debes resaltar y valorar cada pequeño logro que consiga. Así, en su afán por agradar a papá y mamá, no dudará en esforzarse todo lo que pueda a diario.

Se ha elaborado esta tabla de tareas del hogar que muestra qué tareas puedes pedirle a tu hijo según su edad. Ah, y no esperes a mañana, tu hijo puede comenzar hoy mismo, imprímela y recuérdala cada día.

Cómo lograr que los niños cumplan la tabla de tareas del hogar

Esta tabla de tareas está inspirada en la tabla Montessori, sin embargo, se ha adaptado según la experiencia y la de los expertos. Hacer que la cumplan puede resultar tarea difícil, pero no lo será si somos constantes y llevamos a cabo estos consejos:

– Refuerzo positivo: es muy importante que recordemos a nuestros hijos lo bien que están haciendo las tareas del hogar. Alabar y elogiar el trabajo del niño tiene un impacto espectacular sobre él.

– Explicarles cómo se hacen las tareas: no podemos dar por hecho que han de saber hacerlas, debemos enseñarles a guardar sus juguetes, a doblar su ropa o a bañar su mascota. Acompañarles y guiarles en las tareas del hogar es fundamental.

– Ser un ejemplo: si nosotros somos desordenados, dejamos para mañana nuestras tareas o protestamos cada vez que hemos de llevarlas a cabo, los niños imitarán nuestra conducta y se volverán perezosos.

– Ten en cuenta la capacidad de tu hijo: no hace falta ser fiel a la tabla de tareas del hogar que hemos elaborado, tu puedes crear la tuya propia teniendo en cuenta las habilidades y capacidades de tu hijo. Quizás sea capaz de más a los 5 años, o tengas que disminuir las actividades.

 

Cordialmente,

María Alejandra Piñeres

Consejera Preescolar Castillogrande

Deja un comentario